QUEREMOS AYUDARTE CON TUS DOLORES DE CABEZA

El dolor de cabeza es el padecimiento más común que aqueja a la sociedad. En un momento u otro todo el mundo es víctima de un dolor de cabeza. Pero para un 20% de la población el dolor de cabeza es más que una molestia ocasional. Muchos de los dolores de cabeza son crónicos y frecuentes.

Pese a lo que pudiera parecer, un dolor de cabeza no es un dolor del cerebro. El cerebro, así como la mayoría de las membranas y la masa ósea que lo rodea, no están capacitados para sentir dolor. La culpa es, por así decirlo, de la estructura sensible de la cabeza. Es decir, las arterias del cerebro y del cráneo, las venas, y la duramadre, tejido que cubre el cerebro, así como ciertos nervios llamados nervios craneales. Por lo general, si éstos se infectan, o se fuerzan, se inflaman, o se someten a una tensión excesiva, el resultado es un molesto dolor de cabeza.

Son muchas las posibles causas del dolor de cabeza: la inhalación del humo de químicos nocivos, trastornos visuales y auditivos, hipertensión arterial, problemas dentales, fiebre elevada, diversos tipos de infecciones, tumores cerebrales, ataques epilépticos… En fin son tantas las posibles causas a las que se asignan los dolores de cabeza que quienes los padecen pueden literalmente quebrarse la cabeza tratando de averiguar su origen.

Pero existen dos tipos de dolores de cabeza bastante comunes que vemos mucho en nuestro centro quiropráctico:

  • Los dolores de cabeza por tensión muscular son los más comunes. Este tipo de dolor de cabeza produce un dolor constante, de suave o moderado, sin punzadas, en ambos lados de la cabeza y va acompañado de contracturas en la parte superior del hombro y en el cuello. La causa a menudo se debe a una irritación de los nervios espinales que transportan señales nerviosas a estos músculos.
  • La migraña  afecta aproximadamente al 15% de la población adulta. Las mujeres se ven afectadas dos o tres veces más a menudo que los hombres. Con frecuencia se trata de un dolor unilateral y con punzadas seguido de náuseas y a veces vómitos. Algunas personas experimentan un aura (por ejemplo un síntoma en el que se ven una especie de luces brillantes) antes del dolor de cabeza. El dolor está causado por la dilatación de los vasos sanguíneos cerebrales.

quiropráctico para el dolor de cabeza

Tratamiento más común para los dolores de cabeza

El tratamiento más común para los dolores de cabeza, incluyendo las migrañas, es generalmente el uso de analgésicos u otros medicamentos. Los pacientes gastan cientos de millones cada año en remedios para el dolor de cabeza.

El dolor de cabeza se ha vuelto tan “normal” y corriente que los medicamentos son cada día más fuertes y la publicidad relacionada con ellos más abundante. Tan abundante que, para la mayoría de la gente, el primer reflejo en caso de cefalea o migraña… ¡es el de tomar una pastilla! Pero el papel de la pastilla es solamente el de tapar el síntoma, de aliviar el dolor, ¡no el de ir a la causa y solucionar el problema desde la raíz!

LA SOLUCIÓN DEL QUIROPRÁCTICO

El enfoque quiropráctico para los dolores de cabeza es ir a la raíz del problema en vez de aplicar “parches” para ocultar los síntomas. El quiropráctico trabaja sobre el sistema nervioso mediante ajustes específicos aplicados en las vértebras.

Un gran número de cefaleas/migrañas, viene debido a que las vértebras cervicales superiores están fuera de su sitio y/o bloqueadas (se llama subluxación vertebral), los nervios craneales pueden inflamarse y causar síntomas. Mediante ajustes quiroprácticos, se corrige este bloqueo (subluxación) y se restaura el flujo normal de información del cerebro al resto del cuerpo, por lo tanto los síntomas de dolor de cabeza mejoran.

La quiropráctica nos ayuda a normalizar las funciones del sistema nervioso corrigiendo los desarreglos en la columna vertebral. El tratamiento quiropráctico es muy útil no sólo en casos de dolor de cabeza: por eso te contamos cómo puede ayudarnos también en el tratamiento de la hernia discal, en los dolores cervicales, vertigos o mareos e incluso en dolencias crónicas.

Si es tu caso, consúltanos y te explicaremos lo mucho que la quiropráctica puede hacer por ti.

tratamiento quiropractico para dolores de cabeza