Vértigos, mareos y la quiropráctica

La sensación de que nuestro alrededor da vueltas y que los objetos se mueven, acompañada de palidez, sudoración fría, náuseas, abatimiento, sialorrea (exceso de saliva)… son algunos de los síntomas asociados con el vértigo o mareo.

Para algunas personas el mareo es un sentimiento de inestabilidad o una sensación de estar dando vueltas. Quizá sea una sensación fugaz o un síntoma prolongado e intenso de una amplia gama de problemas de salud que pueden afectar la independencia de las personas, la capacidad de trabajar y la calidad de vida.

Dada la amplia variedad de formas en que puede presentarse y de causas que pueden producirlo (traumas en la cabeza y cuello y el latigazo cervical son las causas más comunes) el mareo limita las actividades y la calidad de vida de las personas que lo padecen. Además, el mareo aumenta considerablemente con la edad  el riesgo de discapacidad y de caídas que ello implica.

Los trastornos de equilibrio también pueden provocar otros problemas de salud, entre los que se incluyen fatiga, dificultad para caminar o pérdida de interés en las actividades diarias y de esparcimiento.

Si usted o algún conocido tiene problemas de equilibrio, tómelo seriamente.

vertigos mareos y la quiropractica

Solución a vertigos o mareos con quiropractica

Muchas personas desconocen que una de las causas del vértigo tiene su origen en las cervicales. Una vez determinada la causa exacta los vértigos y mareos puede ser tratado con la quiropráctica con muy buenos resultados.

Cuando ocurre una subluxación vertebral al nivel de la 1ª cervical (vértebras cervicales superiores bloqueadas y/o fuera de su sitio), el tronco cerebral está sometido a una presión constante directamente sobre el centro del equilibrio. Éste se encuentra constantemente estimulado. Esta alteración puede corregirse con la quiropráctica con excelentes resultados.

Como indica Carlos Gevers, presidente de la Asociación española de Quiropráctica: “un desajuste o subluxación en las vértebras cervicales superiores puede producir mareos por falta de flujo sanguíneo y alteraciones en las vías de conexión al sistema nervioso central, afectando al sistema vestibular y produciendo síntomas de vértigo”.

Al corregir la subluxación vertebral con un ajuste quiropráctico específico de las cervicales superiores, se quita la presión del tronco cerebral y se restablece la conexión entre el cerebro y el resto del cuerpo para un mejor funcionamiento y un rendimiento óptimo del organismo entero.

Tanto los vertigos o mareos con quiropractica pueden aliviarse e incluso corregirse por completo.

 

verticos quiropractica

INVESTIGACIONES : ayuda para vertigos o mareos con quiropractica

Un estudio publicado en el “Journal of Vertebral Subluxation Research” el 8 de Noviembre de 2006, enseña los beneficios de un cuidado quiropráctico para los pacientes que sufren vértigos. En este estudio, 60 pacientes diagnosticados por sus médicos con vértigo, recibieron un cuidado quiropráctico. Los resultados fueron documentados y publicados.

De los 60 pacientes, 56 dijeron haber tenido un trauma antes de la aparición del vértigo. De ellos, 25 habían tenido un accidente de coche, 16 una lesión debida a la práctica de un deporte como esquiar, bicicleta o equitación y 6 se cayeron sobre hielo. También fue anotado que todos estos pacientes tuvieron un trauma de la cabeza o del cuello.

Después de un examen completo (utilizando pruebas de termografía y radiografías para más precisión y reproducibilidad), comprobaron que los 60 pacientes del estudio presentaban subluxaciones vertebrales. El cuidado quiropráctico realizado en todos los pacientes fue muy específico. Y los resultados enseñaron que el 100% de los pacientes respondieron positivamente al cuidado quiropráctico.

El tiempo con el cual sintieron mejoría varió de uno a 6 meses. De los 60 pacientes, 48 se encontraron sin síntomas después de los 6 meses. Los otros 12 pacientes también notaron una mejoría en la intensidad y/o frecuencia de los episodios de vértigos.

En conclusión el autor del estudio notó que hay un “vínculo entre lesiones de las cervicales superiores debido a un trauma y la aparición de vértigos. La corrección de esta lesión de la columna cervical a través de un cuidado especifico de las cervicales superiores mejora y/o arregla los problemas de vértigo.


Fuente: Journal of Vertebral Subluxations Research, November 6th, 2006.